Sketchnoting sobre la herramienta de comunicación RADAR

¿Quieres gestionar los acuerdos y límites en tus relaciones? RADAR: herramienta de comunicación

Gestionar acuerdos y límites es un temazo, es uno de los melones más recurrentes y grandes que se abren en el proceso de acercamiento a las no monogamias éticas.

Este proceso se caracteriza, en muchas ocasiones, por una necesidad de desaprender y aprender todo sobre tus relaciones con otras personas.

Con frecuencia nos encontramos sin referentes y sin herramientas para abordar los desafíos y las nuevas necesidades que aparecen tras la incursión en el terreno de las no monogamias éticas.

Una herramienta de comunicación que puede ayudarte en ese proceso es RADAR, o más bien, R.A.D.A.R., ya que es un acrónimo de una herramienta creada en el Multiamory Podcast.

He tenido la buena suerte de conocer esta herramienta gracias a la respuesta de una persona de la comunidad Openmmmm que sigue nuestro perfil en instagram. Esta persona referenció RADAR como la herramienta que utilizaba para gestionar con éxito la comunicación en sus relaciones, aportando un momento para poder comunicarse con la/s otra/s persona/s y expresar sus necesidades en un espacio seguro (físico, emocional, intencional y psicológico).

Esta persona me proporcionó este vídeo que muestro a continuación y del que he llegado a la conclusión que puede ser una herramienta muy potente para mejorar la comunicación con las personas más importantes en mi vida, a las que he propuesto probar esta herramienta.

Índice
  1. RADAR Herramienta de comunicación para relaciones
    1. Revisión (del RADAR anterior)
    2. Acordar (el orden de la lista de RADAR)
    3. Discusión.
    4. Acción.
    5. Reconectar.
  2. Aspectos para que el RADAR funcione
    1. Gestión del tiempo del RADAR
    2. Pausas durante el RADAR
    3. Elige el tipo de RADAR
    4. Herramientas previas fundamentales
    5. Calendario de RADAR
    6. Experiencias previas que se te pueden ser útiles
  3. Fuentes desde las que he aprendido:
  4. Reflexiones sobre la importancia de la herramienta RADAR

RADAR Herramienta de comunicación para relaciones

El RADAR es una técnica iterativa, que se repite con una frecuencia que debe definirse entre los participantes, que puede ir de una semana a un mes, dos, tres o el tiempo que se ajuste mejor para sus necesidades. Se recomienda no bajar de un mes para que de tiempo a desarrollar los acuerdos y límites que se establezcan, las metas que se definan y no caer en el agotamiento antes de ver algún tipo de resultado positivo.

RADAR es un acrónimo del inglés que viene de:

  • R -> Revisión
  • A -> Acordar
  • D -> Discusión
  • A -> Acción
  • R -> Reconectar

Estas son las 5 fases en las que se divide un RADAR y que voy a intentar esbozar a continuación. Todas las fases son "obligatorias", salvo la primera que no tiene sentido en el primer radar que hagáis con una persona o con un conjunto de personas. Sí, has leído bien, conjunto de personas. Si fueras parte de una polícula o de una trieja por ejemplo, podrías realizar un RADAR común y luego uno individual para cada relación que existe dentro de ese grupo (si es que ambas personas están interesadas en hacerlo).

Revisión (del RADAR anterior)

Se revisan los acuerdos, los límites y las metas definidas en el RADAR anterior y se van clasificando en 4 grupos diferentes: hacer, postponer, discutir y eliminar.

Según el punto en el que estés/estéis, si es un radar duro o suave (luego hablaremos de esto), clasificarás todo lo que viene de la iteración anterior, sin entrar al detalle, solo debes rellenar los grupos aunque sí puedes y debes celebrar lo que sí se hizo e incluso reconocer lo que se intentó a tope aunque no tuviera el fin deseado. Agradecer nunca está de más.

Acordar (el orden de la lista de RADAR)

Hay una lista de temas que deben, de una forma u otra, con mayor o menor intensidad, tratarse y que verás a continuación. El objetivo de esta fase es acordar el orden en el que los recorreréis, comenzando por los más prioritarios y dejando para el final los que sean menos importantes en ese momento.

Los items de esa lista de temas a tratar en el RADAR son:

  • Tiempo de calidad.
  • Dinero.
  • Sexo.
  • Salud.
  • Trabajo.
  • Otras parejas.
  • Familia.
  • Peleas/discusiones.
  • Hogar.
  • Misceláneo.

Discusión.

Es el momento en el que se revisan los temas anteriores expresando las necesidades en cada uno de ellos, desde una comunicación no violenta, e incluso el momento de compartir los logros que se han realizado previamente (los refuerzos positivos siempre son bienvenidos).

Esta fase se puede entremezclar con la siguiente, puede ser más cómodo y práctico ir cerrando temas según abrais o preferir hacerlo en momentos diferentes, según las personas participantes es algo a definir libremente. El mejor método es aquel que os produce mejores resultados.

Acción.

Aquí llega el momento de decidir y definir las metas que vais a poner para avanzar. Las metas deben responder a la forma en la que cubrir vuestras necesidades y deben ser consensuadas, medibles y sobre todo alcanzables. No os dejéis llevar por la ambición, paso a paso se avanza más y se llega más lejos que intentando conquistar Roma en un día.

Reconectar.

Esta fase es fundamental y no te la puedes saltar nunca. Durante las fases anteriores es posible que te hayas metido en fango hasta las orejas, que haya habido momentos emotivos y que os haya pasado todo tipo de sentimientos por la mente y por el corazón. Ahora llega el momento de volver a acercarse, de abrazarse, de elogiar al otro por el mero hecho de intentar este viaje, de apapachos y hasta de divertirse pensando y visualizando tanto lo conseguido como lo que conseguiréis juntos.

Aspectos para que el RADAR funcione

Gestión del tiempo del RADAR

Aunque intentas hacer magia con el tiempo, como cualquier persona en el ámbito de las relaciones no monógamas, sabes muy bien ya, que es un recurso limitado, muy limitado diría yo. El destinado al RADAR lo habéis tenido que acordar antes de empezar, aunque siempre podéis de mutuo acuerdo modificarlo.

Pausas durante el RADAR

Pueden existir, por supuesto, es una herramienta y hay que sobrevivirla, si bien para que todo fluya, sería aconsejable que defináis qué vais a hacer durante esa pausa (comer, ver un capítulo de una serie, escuchar algo de música y bailar, lo que sea que os ayude a recargar pilas) y la longitud de la misma, de forma que se sepa cuando más o menos se va a retomar el RADAR (a ser posible el mismo día).

Elige el tipo de RADAR

  • RADAR duro: el intenso, el que te metes a saco hasta lo más profundo tratando todos los temas y sin dejar nada en el tintero y sin demasiados problemas el tiempo, ese que puedes hacer cuando te ves con energía y fuerzas suficientes.
  • RADAR blando: ese en el que tienes la energía o el tiempo justo para los temas prioritarios, que no se pueden retrasar más sin revisar.

Solo tú sabes cuál necesitas, házselo saber a la otra personas y llegad a un acuerdo e incluso divide y vencerás... dos blandos complementarios en días diferentes pueden sumar más que uno duro.

Herramientas previas fundamentales

Conocer y aplicar herramientas como las siguientes ayudarán a que del RADAR salgan mejoras para la relación.

  • Trifuerza de la comunicación.
  • Comunicación no violenta.
  • H.A.L.T.
  • Contenedor.

Simplemente el hecho de descubrir estas herramientas y añadir a tu día a día el uso de estas herramientas, si no las conocías e implementabas ya, te hará sentir que el descubrimiento del RADAR ha sido una de las mejores noticias para tu relación.

Calendario de RADAR

Tener definido en el calendario cuando se va a dar un RADAR, probablemente te ayude a gestionar los conflictos de otra manera, ya tienes un momento definido y reservado y con condiciones óptimas para tratar esos temas del día a día o extraordinarios que surgen y que, hasta ahora, podían ser motivo de una explosión emocional. Ahora además no tendrás algo dentro demasiado tiempo, haciéndote daño y generando mal ambiente, si es urgente lo puedes sacar y si no el impacto lo puedes aminorar sabiendo que tendrás un momento de calidad para tratarlo e intentar solucionar tus necesidades.

Experiencias previas que se te pueden ser útiles

Si has trabajado con metodologías ágiles, por ejemplo el SCRUM, muchos de estos conceptos te resultarán conocidos, de hecho puedes encontrar referencias a RADAR como un SCRUM 2.0 para relaciones de pareja. Diviértete aplicando lo que ya sabes a un mundo diferente y mucho más interesante y enriquecedor que el laboral, TU VIDA.

Fuentes desde las que he aprendido:

Multiamory Podcast, muy interesante proyecto y que incluso tiene una guía breve que os puede ser de utilidad además de un episodio de podcast (contenido todo en inglés).

Gotitas de Poliamor, es el que se ha encargado además de la traducción al español de la guía que os acabo de referenciar.

Reflexiones sobre la importancia de la herramienta RADAR

Esta herramienta es válida para todo tipo de relaciones, al decir todo tipo es todo tipo, relaciones entre personas que están teniendo relaciones sexuales o no, personas con relaciones sexuales con otras personas, relaciones entre personas que quieren mantener una relación abierta o no, relaciones entre quienes piensan que sea natural ser monógamos, relaciones que tienen tipos de relaciones no monógamas... En resumen no es una herramienta utópica que solo aplica a seres como Nuria Roca y Juan Del Val, sino a cualquiera a todo tipo de relaciones

Lo principal es que sean personas que se involucran en sus relaciones.

La clave es la honestidad en la comunicación abierta, fundamental, sin ello no hay herramienta que finalmente resulte potente y útil.

Por supuesto, comenzar a aplicar una herramienta no sustituye la necesidad de acudir a una terapia de pareja, si existe, aunque es posible que ayude a que las cosas cambien. Una relación de pareja es algo complejo que tiene diferentes claves para que funcione.

Sí puede resultar muy útil si estás en el proceso de abrir la relación o convertir tu relación en una relación abierta o si ya lo has hecho o, por ejemplo, si ves que con tu pareja principal la comunicación se está viendo afectada. Las relaciones poliamorosas no son ni más ni menos complejas que otro tipo de relaciones, sin embargo, sí puede ser necesario dejar claro vuestros límites y el de todas las personas involucradas. Sin crear ningún tabú, ahora las relaciones van mucho más allá de las claves heredadas de toda la vida: exclusividad sexual, una serie de acuerdos, mantener el deseo sexual, intimidad emocional, estar casados, etc.

Ahora no es poco habitual que mientras comienzas a estar saliendo con alguien, pueda comentarte que tiene varias parejas o plantearte que si te gustan las relaciones abiertas, o tu opinión sobre las relaciones poliamorosas, cuestiones que en las relaciones románticas tradicionales no se tratarían o serían evitadas hasta un momento de mayor confianza.

En este momento los límites y los acuerdos son claves, entre todos los involucrados en las relaciones, el bienestar de todas las personas, no solo el de tu pareja principal, es el punto en común que será la clave del éxito. Esto es clave con independencia del modelo relacional, incluso aunque estés en una estructura cercana a la anarquía relacional. Hablar de ello y, a partir de ahí, construir.

El estilo de vida actual nos hace pensar en la salud mental mucho más y para ello contar con herramientas que nos permitan relacionarnos mejor, desde la honestidad, el cariño y la mejor comunicación posible, es fundamental, necesario e, incluso, práctico.

No me gustaría acabar sin matizar que considero que esta herramienta es super potente pero que quizás requiere de un esfuerzo y una continuidad en la relación, sea del tipo que sea, para que tenga sentido. Igual habría que pensarse si tiene utilidad al aplicarse con alguien que tienes sexo esporádico, que aunque puedan ser personas igual de importantes, puede que no estén dispuestas a invertir el tiempo necesario para que esta herramienta requiere.

Como casi siempre, no hay una forma única de hacer nada, ni hay fórmulas mágicas. Es una herramienta de comunicación, que sabrás si te es útil o no, en base a la evidencia que te aporte o no su aplicación en tu vida, con tus propias características, practiques desde la monogamia consensuada hasta la cualquier otro tipo de relación.

Si tienes experiencia usando esta herramienta, será un placer leer tus comentarios, así aprenderemos con tus vivencias, no te cortes y déjanos tu opinión al respecto que será muy valiosa seguro.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Quieres gestionar los acuerdos y límites en tus relaciones? RADAR: herramienta de comunicación puedes visitar la categoría Herramientas de comunicación.

Subir